¿Has oído hablar del Takanakuy? ¡Una polémica tradición de Perú!

Este pequeño pueblo en Perú tiene un modo muy peculiar de resolver sus conflictos y comenzar el año nuevo. Se trata de Takanakuy, una palabra quechúa que significa “golpearse entre sí”.

Advertisement

Es una muestra pública de coraje, valentía y fuerza en la que si tienes rencillas con alguien del pueblo dices su nombre, lo convocas a pelear y si este acepta tendrán alrededor de tres minutos para darse puños y patadas.

Víctor Laime, un poblador que ha investigado el tema, contó a la BBC que esta costumbre tiene su origen en la colonia cuando los españoles colocaban a los esclavos a luchar por diversión cada 25 de diciembre, como si se tratase de gallos de pelea.

El pueblo donde surgió esta tradición se llama Santo Tomás y está ubicado a siete horas de Cusco, en el sur de Perú. Cuenta con más de 24,500 habitantes, quienes se dedican al comercio, ganadería y actividad minera.

Takanakuy está acompañado de baile música y celebración

Durante el Takanakuy suena música wayliya, característica del lugar que canta al amor y a la violencia, mientras que las personas usan máscaras de lana, botas y tocados de animales disecados.

La noche anterior a la disputa las personas se reúnen para cantar, bailar y beber en las casas de los padrinos que organizan esta celebración.

El Takanakuy se utiliza como un modo de expulsar la “mala” violencia de las diferencias sociales con la violencia “buena”. Si una persona tiene una disputa por unas tierras puede resolverlo a través de la pelea; quien gana es quien tiene la razón.

No es obligatorio participar, puedes negarte al ser llamado y un familiar o amigo puede salir en tu nombre. Por ejemplo, si a tu padre le pegan puedes salir a defenderlo; si a ti no te va bien, tu madre puede pelear y así sucesivamente hasta que se den satisfechos. Eso sí, las peleas nunca son grupales sino de uno contra uno con rivales de estatura y complexión similar.

 

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Comments