¡Qué coraje! ¡Atrapa una serpiente cascabel con las manos!

Este hombre es tan corajudo, tan valiente o tan loco que no tiene reparos en atrapar una serpiente cascabel con sus propias manos… ¡ni guantes usa! Ante la mirada asombrada de sus amigos, la marea y la engaña hasta que la pilla desprevenida y ¡ZAS!

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Comments