La pereza se apoderó de este cachorro…

Por más que lo intente, este es un perro flojo que no puede despertarse ni levantarse de la cama. Él simplemente desea seguir durmiendo sin que nadie lo esté molestando. Sin embargo, la insistencia de sus humanos hace que este amigo peludo ruede y se ponga de cuatro patas para comenzar a vivir un hermoso día.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Comments