La violencia empaña el fútbol mexicano

Hechos lamentables se produjeron el jueves en el Estadio Corona de la ciudad mexicana de Torreón, donde los seguidores de los equipos de fútbol Santos Laguna y Tigres de la UANL recurrieron a la violencia. La trifulca comenzó al culminar el partido 2-1 a favor de Santos, cuando los seguidores de Tigres comenzaron a lanzar golpes y proyectiles a los aficionados del equipo local. Según quedó evidente en las redes sociales, la golpiza dejó varios heridos, entre ellos mujeres que quedaron seriamente lesionadas. La Federación Mexicana de Fútbol aún no se ha pronunciado al respecto, pero este episodio de violencia podría traer repercusiones para ambos clubes y sus fanáticos.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Comments