Bebé de 5 meses dejó de respirar. Y mira lo que hizo su tía.

Esta mujer se llama Pamela y hace poco se dio el gran susto de su vida. Conducía su auto con su sobrino, un bebé de 5 meses, en el asiento trasero. Y en pleno atasco, el bebé dejó de llorar (lo que siempre hacía cuando el auto se detenía).

Advertisement

Pamela supo que algo no iba bien, y trepó al asiento trasero. Se encontró al bebé con los ojos cerrados y sin poder respirar. Lo sacó fuera como pudo y pidió ayuda. En su desesperación, vio cómo se ponía azul y después púrpura mientras la ambulancia aún no llegaba. Así que hizo lo único que se le ocurrió: practicarle la respiración boca a boca. Finalmente, el pequeño volvió a respirar. Un susto tremendo, pero con final feliz.

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Comments