15 razones por las que el fracaso es tu mejor amigo

Nadie piensa realmente en los beneficios del fracaso. No es un secreto que las personas le temen al fracaso. Y sí, el fracaso puede ser aterrorizante. No vamos a mentirte. Arruinar las cosas no se siente bien, no estar a la altura de tus expectativas (o las de los demás) es decepcionante y no lograr tus metas puede afectar tu confianza en ti misma. Pero debes entender algo: vas a fallar y es importante que lo hagas. El fracaso es una parte esencial de encontrar el éxito.

Advertisement

Si nunca perdieras, no sabrías lo bien que se siente ganar. Similarmente, si nunca fracasaras, ¿entonces cómo sabrías cómo se siente tener éxito? Como la escritora J.K. Rowling dijo en un discurso de graduación del 2008 en la Universidad de Harvard: “es imposible vivir sin fracasar en algo, a menos que vivas con tanto cuidado que podrías simplemente no haber vivido, en cuyo caso fracasas por defecto.” Y por eso, amigas, es que ella está teniendo éxito en la vida. La habilidad de no sólo aceptar tus fracasos sino atesorarlos, te ayudará a lograr la grandeza. Aquí hay 15 razones por las que los beneficios del fracaso superan al dolor mismo del fracaso, lo que hace al fracaso técnicamente nuestro amigo-enemigo.

Hail-the-Fail-15-Reasons-why-Failure-is-Your-Best-Friend-MainPhoto

1. Es una experiencia de aprendizaje
Si tuvieras éxito en todo lo que intentaras, cada vez que lo intentaras, nunca aprenderías a mejorar. El aprendizaje es estimulado por un deseo de ser mejor, y si nunca fallas no tendrás ese estímulo para cambiar.

2. Pensamiento crítico
La resolución de problemas es una habilidad importante en tu carrera, tus relaciones y tu vida. Necesitas saber cómo reparar algo cuando está roto, pero más importantemente, necesitas saber cómo pensar en el problema y pensar en una solución. Y si nada nunca se rompiera, ¿cómo podrías aprender esas cosas? El pensamiento crítico es un resultado positivo del fracaso y una parte esencial para crear una solución para la próxima vez.

3. Aprender a lidiar
¿Alguna vez has visto a un niño de tres años perder? No es lindo. Hay lágrimas, frustración y enojo. Pero es importante que pierdan, porque si nunca fracasaran entonces no aprenderían a regular sus emociones y lidiar con esa decepción. Sucede lo mismo con los adultos. El fracaso te ayuda a aprender cómo lidiar con la adversidad, cómo ser un buen perdedor y cómo aceptar la derrota.

4. Sal de tu zona de confort
Es fácil atorarse cuando nunca te retas a probar algo nuevo. Si lo que haces está funcionando, ¿por qué cambiarlo? Si no está roto, no lo repares. El cual es el motivo por el que es importante que a veces las cosas se rompan. El fracaso te da la oportunidad de dar un paso hacia adelante, salir de tu zona de confort, tomar riesgos y ser más innovadora, lo que te puede llevar a un éxito más grande del que tenías antes de tu fracaso.

5. Significa que te arriesgaste
Hablando de riesgos, si no tomas ninguno podrías no fallar, pero tampoco tendrías un éxito real. Podrías encontrarte viviendo una vida mediocre, haciendo trabajo promedio y nada más. Tomar riesgos es una parte crucial para encontrar el éxito definitivo, y el fracaso es prueba de que lo intentaste y ya estás en camino.

6. Da humildad
Uno de los beneficios del fracaso es que pone las cosas en perspectiva, especialmente si estás acostumbrada a ganar. La pérdida puede sorprenderte y te hará darte cuenta de que no eres perfecta y eso está bien. Fallaste, todos lo hacemos, y ahora tienes la oportunidad de volverte mejor no a pesar de, sino gracias a tu intento fallido.

7. Si no lo logras a la primera…
Cuando fracasas es importante que te enfoques en el panorama general. Digamos que perdiste tu empleo; esa pérdida te da la oportunidad de probar un trabajo nuevo y encontrar un puesto que te emocione. Y para lograrlo, necesitarás trabajar más duro que nunca, pero valdrá la pena. El fracaso puede darte hambre de éxito.

8. Estimula la creatividad
Si fracasaste, está claro que lo que intentaste hacer no funcionó. Es hora de intentar otra vez, e intentar algo diferente. Con cada fracaso serás inspirada a hacer cambios y pensar de manera diferente la próxima vez. Mientras más fracases, más creativa tendrás que ser.

9. Todos los grandes han fracasado
Nunca olvides que las personas exitosas –personas que han cambiado el mundo- también fallaron. Steve Jobs era un desertor de la universidad que entonces cofundó Apple. Y no olvides que en algún momento Jobs fue expulsado como CEO, tan sólo para regresar y devolver a Apple su grandeza. Debes saber lo que vales, creer en tu futuro y no dejar que los fracasos te dominen. Y cuando lo hagan, recuerda en toda la gente exitosa que fracasó antes de llegar a sus metas.

10. Desde las cenizas…
Cosas buenas llegan para aquellos que fracasan. Sí, necesitas trabajar duro, pero el fracaso con frecuencia es un paso en el camino hacia el éxito. Superar la adversidad puede llevar a la grandeza. Tan sólo piensa en Oprah Winfrey que fue despedida de su primer trabajo en televisión, sólo para crear su propio imperio de miedos y volverse la reina de los programas de entrevistas en televisión. O en Albert Einstein quien tenía problemas de aprendizaje de niño pero después ganó el Premio Nobel en Física por su teoría de la relatividad. Fracasar no significa un fracaso definitivo; significa que tienes que solucionar ciertas cosas para lograr el éxito definitivo.

11. Te hace más fuerte
El fracaso te hace más fuerte de modo que estás más dispuesta a tomar riesgos. Al aprender a lidiar con tus errores, adquieres más confianza para salir y probar nuevas maneras de lograr tus metas. Con cada riesgo aprendes algo nuevo, aceptas el fracaso potencial y te vuelves más fuerte sin importar el resultado.

12. Encuentra una nueva dirección
El fracaso podría cerrarte una puerta, pero abriría una ventana y te forzaría a empezar a pensar en una nueva dirección. Y podrías nunca haber ido por ese camino si nunca hubieses fallado en otro.

13. Proceso de eliminación
Uno de los beneficios del fracaso es que puedes pensar en él como una prueba en la que experimentas con nuevas tácticas para ver qué funciona, o, igualmente importante, ver qué no funciona. Intentas, tomas nota de lo que no funciona, y luego corriges tu proceso para la próxima vez. Eventualmente lo harás bien.

14. Claridad
El fracaso es un excelente momento para reflexionar. Cuando fracasas puedes usarlo como una oportunidad para pensar en tus metas y en tu estrategia para lograrlas. Tus metas no tienen que cambiar necesariamente, pero quizá tu acercamiento debería ser revisado para posicionarte mejor en el camino al éxito.

15. Innovación
A veces las invenciones más innovadoras y creativas son creadas por accidente. Intentas lograr algo, fallas en algunos aspectos, pero el producto de tus esfuerzos es algo diferente y maravilloso por sí mismo. Ten la mente abierta, sé abierta al fracaso; nunca sabes lo que podrías encontrarte.

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Comments