Con un perro tan tierno como este, es imposible enfadarse…

En el siguiente video, podrás ver a este perro arrepentido de haber hecho travesuras y, mientras su dueño lo regaña, va poniendo una cara tan dulce que dan ganas de abrazarlo y besarlo. Está tan arrepentido que está dispuesto a hacer todo con tal de que su dueño ya no esté molesto con él. Un momento muy conmovedor, ¿no crees?

Advertisement
Advertisement

Comments