La ciencia le tiende no una, sino dos manos

Este pequeño se llama Zion Harvey, tiene ocho años y se convirtió en el primer niño en recibir un doble trasplante de manos. La operación duró cerca de 11 horas y los médicos no dieron a conocer el caso hasta asegurarse que el nuevo injerto sería un éxito, pues los médicos unieron arterias, músculos, nervios y tendones.

Advertisement

Harvey tendrá que tomar medicamentos por el resto de su vida, para así evitar que su cuerpo llegue a rechazar las manos, que irán creciendo junto a él.

“Quiero decir ‘muchas gracias’ por ayudarme en este proceso complicado”, fueron las palabras de Zion Harvey tras la operación.

La ciencia nos hace creer una vez más en el ser humano.

Posted by PlayGround on jueves, 30 de julio de 2015

Comments