Un acto de generosidad emociona hasta las lágrimas a este veterano sin hogar

A veces solo necesitamos una mano amiga, y eso es lo que debemos aprender de este video, en el cual una persona se ofrece a darle almuerzo, todos los días, a un veterano sin hogar. La desinteresada propuesta hace emocionar hasta las lágrimas a este humilde señor. Lo único que atina a decir esta persona sin hogar es que “hace mucho tiempo nadie me había demostrado tanta generosidad”.

Advertisement

Si hay algo que podamos aprender de este video es a realizar una buena acción, que de seguro así cambiaremos al mundo.

Comments